Patagonia Náutica
Historia de la región
Primeros habitantes
Los Chonos
La conquista española
El último bastión de las fuerzas realistas
Si en el XVIII el hombre chilote ya tiene una identidad propia, se desconocían las ideas de independencia que circulaban a grandes voces por todos los rincones de América española. Así, la mentalidad político-social imperante en Chiloé, era un apoyo fervoroso al sistema monárquico, como la única concepción ideológica vigente y conocida en el mundo isleño.

Esta fidelidad al rey, convirtió a Chiloé en el bastión más destacado, entregando hombres como milicianos para combatir a los chilenos en el continente. Cuando las tierras continentales americanas vieron los triunfos de los patriotas que se sucedían sin revertirse, la provincia de Chiloé se mantuvo leal a la Corona, resaltando su condición de ser el último reducto español.

Así el ejército chileno debió realizar dos campañas militares para incorporar Chiloé a la República de Chile. El 19 de enero de 1826 Chiloé quedó como nueva provincia bajo soberanía del territorio chileno.